Aunque salí con un hombre que estaba realmente confundido por eso.

Aunque salí con un hombre que estaba realmente confundido por eso.

Antiope está totalmente expuesta – ella es vista por tu boca disponible, y su forma de cuerpo humano se posiciona de manera poco halagadora en el sueño – no posando, sino dormida, con el vientre tranquilo. Júpiter se acerca sigilosamente desde abajo, asomando la oscuridad entre sus piernas (oculta también a través de la audiencia) con intensidad: estamos mirando. Su frase es pervertida pero también como la de un sommelier que tiene olfato en algo bueno. 4 5) Kitagawa Utamaro 1) entusiastas en un espacio de arriba, de Uta makura (‘Poema asociado con la almohada’), impresión en madera en color, duración Edo, 1788 d.C., Museo Británico, Londres 2) Ehon Komachi-Biki, impresión en madera en color , Duración de Edo, 1802 d. C. Ninguna obscenidad que son meros volúmenes de shunga se transmitió de generación en generación como parte del ajuar de una novia. Los socios los leerían juntos en busca de inspiración e instrucción. Muchos de estos se vuelven increíblemente extraños. Hay vaginas fantasmas poseídas, citas con zorros, vecinos de al lado dándose placer unos a otros con palos desde el otro lado de la calle. Y eso sin tocar el porno de tentáculos, y su propia madre que es genial El deseo de la esposa del pescador. Pero algunos shunga pueden ser súper íntimos, como la recomendación vislumbrada de los amantes de Utamaro en un área de arriba, o dulce y casual, como este, en el que una mano frustra el esfuerzo de una mujer por levantarse el cabello.

6 7) Gustave Courbet 1) Chica en medias blancas, 1864, Óleo sobre lienzo, The Barnes Foundation, Filadelfia 2) Le Sommeil, 1866, Óleo sobre lienzo, Petit Palais, Paris La picardía de Courbet es confrontativa y directa. Primero, su chica en White Stockings: tendríamos una idea clara de lo que provocó con la artista un momento antes si no fuera por sus muslos. El sujeto está a cargo: su mirada es totalmente seductora ya sea que acaba de salir de un baño o (más probablemente) sea poscoital. Junto con su vestido recogido encima de ella, entendemos que sus nalgas están empujadas al suelo que está sucio. En el extremo opuesto al rango tenemos el lujoso Le Sommeil de Courbet. Esta pintura que es cremosa dos amantes descansando después del entrenamiento lo suficientemente vigorosa como para romper el collar de perlas de alguien. Pintada para las habitaciones personales del patrón de Courbet, Halil Serif Pasa, un diplomático que es turco en París, la tarea permaneció oculta a la vista del público durante más de un siglo.

Courbet normalmente es un maestro de los pezones fríos: la ternura azulada de su chica en las olas merece una larga aparición. 8 9) Egon Schiele Izquierda: Amistad, 1913 | Derecha: arrodillado semidesnudo, 1917 enormemente influyente, las figuras naturales y melancólicas de Egon Schiele comparten matices del diario de viaje Beat y la heroína de moda.publicado aquí Sus temas son chicos y chicas huesudos con pies largos y cabeceras. Han estado disponibles junto con su erotismo, también aburridos de él. Y voy a ser aburrido aquí mismo y afirmar que su hastío sexy es muy moderno. 10 11) Amedeo Modigliani 1) Desnudo reclinado, 1917, Museo Metropolitano de Arte, Nueva York 2) Desnudo reclinado con cabello suelto, 1917, Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad de Osaka, Osaka Conocido por sus elegantes números de ojos almendrados, Modigliani había sido un sensualista con una habilidad para tomar los lánguidos estiramientos de sus cuidadores en el mejor minuto posible. La carne de sus números parece firme, llena y flexible. Su franqueza desafía al público a unirse a ellos en el dormitorio, el diván o el piso. Sigue a Loren a través del mundo del arte en su nombre Instagram 🙂 Comentarios Comentarios artgroup sexLoren Olsonsexthreesome / ** / .fb_iframe_widget span {width: 460px! Important;} .fb_iframe_widget iframe {margin: 0! Important;} .fb_edge_comment_widget {display: none! importante; } / ** / Share the post “Bimbo Feminism: A Tale of Identity” FacebookTwitterGoogle + StumbleUponE-mail Escribí un ensayo para el número actual de Purple Magazine sobre el feminismo Bimbo y la feminidad como parodia. PD Bimbo Feminism es formalmente mi expresión favorita. xo Karley A partir de mis veintitantos años, mi estilo personal se convirtió en lo que con razón se podría llamar “guarra”. Preferimos muchas faldas hasta la vagina, microvestidos rojos de PVC y básicamente algo que gritara “SM Barbie”. Me pareció gracioso parodiar a la tarta rubia estereotipada, como si Elle Woods fuera en su nombre la opción para una celebración de coito o algo así, y rápidamente, la persona se coló en mi escritura. En mi blog Slutever, que trata principalmente sobre sexo y feminismo, comenzamos a burlarnos cómicamente del tropo asociado con la rubia tonta que es ingenua acerca de su sexo, brincando por la ciudad en un sostén push-up, esperando a un hombre en el futuro y mostrárselo. los caminos del globo. A mediados de mis veintes, Slutever comenzó a llamar la atención de las noticias y mi diseño de puta se convirtió en un tema recurrente en las entrevistas. Me preguntaron repetidamente si alguna vez nos sentíamos inseguros acerca de mi aspiración a adherirme a los estándares de belleza “convencionales”: vestidos y tacones, mechones teñidos, productos de maquillaje, etc.

La pregunta que es general: ¿Cómo volver a juntarse siendo feminista con búsquedas como por ejemplo una stripper? Evidentemente, ser feminista tenía apariencia, y tampoco encajaba en los requisitos. Me hizo personalmente una forma de protección; Pensamos: “¿No hay espacio disponible para la ironía en todo el mundo? Soy un emprendedor inteligente, pero nos vestimos como, por ejemplo, una tonta, ¿entiendes? ” Personalmente, me llevó a preguntarme: ¿parodiar estereotipos femeninos puede empoderar y quizás también subversivos? Dentro de su innovador libro Dificultad de género, Judith Butler cubre el poder que es subversivo de la parodia. Que estamos actuando todo el tiempo, como probablemente sepa, Butler es el famoso filósofo y teórico del género que propuso que el género no es algo con lo que nacemos; más bien, es una construcción impuesta socialmente. Básicamente, seamos conscientes de ello o no, todo lo que hacemos, nuestros gestos, nuestra posición, con ellos extendidos, ya sea que usemos faldas o pantalones, etcétera, no son inherentemente naturales para nuestro sexo al nacer, sino más bien actuaciones repetidas basadas en normas construidas socialmente de cómo se ve y actúa un “hombre” o una “mujer”, ya sea que crucemos las piernas o nos sentemos.

Y cuando alguien no cumple con su género “apropiadamente”, es decir. una mujer que viste ropa desaliñada sin productos de maquillaje, o un hombre que es “demasiado sensible”, esa persona generalmente se considera una forma deficiente de mujer o de hombre, o peor aún, un fenómeno que está excluido de la cultura. Todo es razonable cuando lo piensas. Estoy bastante seguro de que si hubiera nacido en una cueva, si hubiera nacido en una cueva, pasearía por el bosque en busca de lolz, no me haría intuitivamente unos tacones de aguja con palos y. Pero eso sabe … En dificultad de género, Butler habla de la parodia, pero solo en términos de drag de hombres que está actuando. Butler señala que cada vez que los hombres se visten como variaciones exageradas de la feminidad patriarcal, han estado literalmente incorporando la idea básica de que la identidad sexual es un disfraz. Las drag queens usan productos de maquillaje excesivos, estilizan demasiado sus mechones y se convierten en estas mujeres extremas. El resultado es el hecho de que exponen subversivamente la naturaleza que es ridículamente los objetivos de la feminidad estereotipada. Y son histéricamente divertidos y entretenidos durante el mismo tiempo. (¿Quién sabía que RuPaul’s Drag Race podría ser este tipo de experiencia académica?) Pero, lo que Butler no habla en Dificultad de género es lo que sucede cada vez que las mujeres parodian la feminidad.

¿Qué podemos aprender de eso, si es que podemos aprender algo? Con el concepto de desempeño de Butler en mente, podemos aprender mucho. Al parodiar los aspectos estereotipados de la feminidad, las mujeres pueden burlarse de la parte opresiva y restrictiva de la “mujer” en nuestra cultura, podemos derrotar al cuerpo femenino, reclamar la mirada masculina y, fundamentalmente, redefinir la feminidad como expresión de energía. Ah, y podemos ser graciosos, todo durante el mismo tiempo. Y no estoy solo en esta idea. En los últimos años, he notado que muchas feministas efectivas (Nicki Minaj, Amy Schumer y Petra Collins, por nombrar una parodia que son pocas) usan subvertir una variedad de estereotipos femeninos y, a su vez, provocan conversaciones esenciales exactamente cómo las mujeres se puede esperar que se vea y funcione en nuestra cultura. Un ejemplo muy radical de esto es Nicki Minaj, quien, se ha argumentado con frecuencia, tiene una personalidad pública en general que es fundamentalmente drag femenina. Minaj adopta características estereotípicamente femeninas, pero a extremos extraños, a menudo aterradores. Por ejemplo, cada vez que se convierte en una muñeca hiper-sexualizada, hiper-mercantilizada, con un guardarropa rosa y una actitud súper coqueta como su alter ego “Barbie”, Minaj se transforma. En la dirección de su primer álbum Pink Friday (2010), Minaj se muestra como una Barbie exagerada, con una peluca roja y un tu-tu, con los senos levantados cómicamente por debajo de la barbilla, mientras mira fijamente a la distancia. “¡Parece deliberadamente ridícula, como el extraterrestre con ropa de mujer en Mars Attacks !, mostrando así la absurda iconografía occidental de lo que implica la belleza femenina (que no es mucho). Minaj no está tratando de cumplir con los requisitos de belleza convencionales, se está burlando de ellos. Y su parodia es realmente efectiva: Nikki-as-Barbie ha provocado innumerables conversaciones y pensamientos sobre la presión que enfrentan las mujeres asombrosas en la búsqueda de convertirse en una muñeca Barbie popular. Minaj también utiliza la hipersexualidad para follar debido a la mirada masculina. En el video de su tema “Lookin Ass”, Minaj usa un vestido ceñido apenas a la piel y pasa la mayor parte del video arqueando su espalda recta, presentando con orgullo varias partes de su cuerpo a la cámara digital (que enmarca su cuerpo en partes fragmentadas, en la típica forma de “mirada masculina”).

Simultáneamente, ella está rapeando palabras antagónicas sobre el patético culo que está “mirando” que no puede quitarle los ojos de encima. Spin mag reconoció que la película es “un ataque furioso que es explícito en el aspecto masculino que impregna innumerables videos de rap. Aquí, los hombres se reducen a ojos lascivos y espeluznantes (la anatomía humana de Nicki se refleja en sus estudiantes), y en sus últimos momentos, Nicki saca dos armas y dispara fuera de la pantalla, matando a estos espectadores y, por implicación, a todos los tipos lujuriosos en las computadoras portátiles y los teléfonos inteligentes, ver el video y objetivarla: esta mujer está asesinando la apariencia masculina “. Minaj a menudo recibe críticas de la gente, incluidas algunas feministas, por ser “demasiado sexual”. Esta, no hace falta decirlo, es una crítica que es común en un mundo donde el sexo femenino es vigilado sin cesar, también por otras mujeres. Pero, ¿puede la frase de hipersexualidad de una mujer ser un dispositivo de energía? Muchos han argumentado que no. Por ejemplo, recuerde que a principios de la década de 2000, cuando la tradición de la música pop estadounidense comenzó a volverse picante, ¿es súper? Era la era de Paris Hilton, Girls Gone Wild, ejercicios de striptease en el gimnasio y “la pista de aterrizaje”. En reacción a esto, el escritor Ariel Levy compuso la guía Mujeres cerditas chovinistas: Mujeres junto con el aumento de Raunch Culture (2005), que pretendía ser una llamada de atención a la cultura que esencialmente decía: esta nueva cultura híper-sexual que El supuesto “empoderamiento” de las mujeres es, de hecho, simplemente mujeres participando en su propia cosificación.

Básicamente, ella estaba afirmando que la libertad de ser una puta que se emborracha en un club en Manolos con tu vaj no era la libertad que Gloria Steinem tenía en mente. No aceptamos todo en la guía de Levy, pero fue bastante popular y ganó muchos seguidores que aceptaron que no había sido “feminista constructivo ser una puta de club lasciva / Paris Hilton. Avance rápido hasta 2015, y también creo que Nicki Minaj ha refutado esa teoría. Ella ha cambiado de ser lasciva a un arte de performance hilarante y subversivo. Ser un elemento de las relaciones sexuales puede ser un papel pasivo, pero Minaj ciertamente no es pasivo. Ella combina letras que profesan su deseo sexual agresivo de hiperfeminidad, y su exhibición de su sexo está totalmente bajo su control, lo que demuestra que la niña puede ser hipersexual sin publicar el dominio masculino. Sin mencionar que argumentar que Minaj no es feminista principalmente porque es hipersexual está jugando exactamente con las mismas ideas que son las sexualidades opresivas de las mujeres que perpetúan la vergüenza y la culpa de las víctimas. En el otro lado asociado con el espectro que es femenino están en realidad la música Petra Collins y su séquito de arte hiper-femenino. Collins es conocida por sus fotografías de mujeres jóvenes que caricaturizan la ingenuidad y la feminidad. Dentro de sus fotografías, las niñas están acostadas en sus habitaciones con maquillaje empapado en luz roja, usando bragas de abuelita con la palabra “feminista” impresa en el trasero con letras rojas de niña, y se toman selfies en sus iPhones generalmente cubiertas con lindas pegatinas.

Lo visual es hiper-femenino, sin embargo, el trabajo es un juego que no es inocente, es, en algunos casos, furtivamente agresivo, y quizás también un poco desagradable, y todo es muy deliberado. Las chicas en las fotos de Collins a menudo tienen axilas sin afeitar y líneas de bikini tupidas en una inspección más cercana. Algunos tienen ropa interior de duración que está manchada. Al presentar sus cuerpos que son naturales, estas chicas están subvirtiendo los objetivos de la belleza femenina y la feminidad. (Como me dijo Petra, “el mejor accesorio para el vestido de putilla es el vello de las axilas”). El trabajo de Collins transmite que no hay nada incorrecto en ser femenino, sexy o femenino. Durante el mismo tiempo, se está reapropiando la idea de ser una chica femenina en algo efectivo, en lugar de indefenso. Terminado . Lo de la parodia es que, para permitir que sea eficaz, el espectador tiene que entender que la interpretación es de hecho paródica, a diferencia de una expresión auténtica. Como resultado, la parodia subversiva suele ser más eficaz en películas y televisión, obras de arte, en el escenario y dentro de la interpretación aparente de la persona que es famosa. Pero, fuera de esos contextos, puede volverse un poco menos claro. Incluso, tengo el hábito de parodiar la hiperfeminidad durante el sexo, pero no estoy segura de que siempre resulte. Creo que es realmente divertido y divertido pretender que estoy en una película porno y empezar a convertirme en realidad. teatral como, “Oh, sí, fóllame el coño”, mientras me azotaba, y todo tipo de esas tonterías, ¿es como arte de performance, tal vez? Jajaja No hace falta decir que no me comporto así al 100% asociado con el momento adecuado en que estoy en la cama, pero disfruto comentando la frecuencia con la que la gente suele imitar cuando queremos ser “sexy”. La mayoría de mis amantes han encontrado divertido mi “sexo de parodia” y, a veces, también me siguen el juego. Aunque salí con un hombre que estaba realmente confundido por eso.

Una vez me dijo personalmente: de esta manera irónica, lo que me hace personalmente inseguro de cómo responder exactamente. “No lo entendemos, estás constantemente haciendo estas poses porno exageradas, mientras haces estos ruidos sexuales exagerados, como sea que lo hagas. Mis esfuerzos se habían perdido en la interpretación. Sin embargo, disfrutamos un poco de la confusión 🙂 Pero la parodia que es efectiva no imposible en el dormitorio. Sasha Gray, por ejemplo, ha podido utilizar el coito como un tipo de parodia subversiva en la arena más absoluta que es la mirada masculina: la pornografía. La primera vez que se vio sin duda una de las películas porno de Sasha, ella está en el centro de un gangbang anal con 16 tipos. Si estamos de acuerdo con la dicotomía principal puta / virgen que nuestra sociedad proyecta sobre las mujeres, en esta escena Gray interpreta a la puta estereotipada a un nivel tan extremo que su “prostitución” simplemente se convirtió en un espectáculo que es extraño. Si bien el papel de la mujer en un gangbang es aparentemente sumiso, Gray, en cambio, desempeña el papel del “fondo de poder” (o ella está “tocando fondo de la manera más efectiva”, ya que a veces se presenta en BDSM). Dado que los actores porno masculinos se turnan para follar con ella, ella los manda y exige que se la follen más fuerte, a menudo criticando sus programas, siendo demasiado vulgar verbalmente (“Me gusta cuando me follas mi sucio agujero”, etc.). A lo largo de la escena, todo parece ser el individuo que tiene muchas ganas de tener relaciones sexuales, así como el que disfruta de la situación; literalmente, parece como si hubiera contratado a una pandilla de tipos para follarla. Debido a esto, ella secuestra directamente la apariencia masculina, subvirtiendo la imagen de la puta en una de placer y poder femenino que es sexual. Y por último, está mi héroe que es Amy Schumer personal. Su programa de televisión, Inside Amy Schumer, sabes que sus bocetos narrativos están llenos de ejemplos de excelencia paródica si miras. Pero lo primero que me viene a la mente es un diseño titulado “Sexting”. En su interior, Amy está sentada en casa con una camiseta de gatito y un pijama rojo femenino, absorta en una película cursi que es romántica de los 50.

inesperadamente, ella recibe un sexo sucio del hombre. Luego, el diseño continúa mostrando a los espectadores lo que realmente le gustaría responderle, por ejemplo. “Estoy tan solo todo el tiempo” y “Quiero que alguien me abrace”, y lo que ella realmente responde, considerando la presión para complacerlo, p. Ej. “Me gustaría abrazar tu pene”. Cuando él le pregunta exactamente qué está usando, sin querer reconocer que está en pijamas de mascota, ella se pone nerviosa y simplemente responde al non sequitur “my tit”. Es la perfecta parodia dual: se burla de la noción asociada con la chica femenina demasiado sensible y necesitada, mientras demuestra que la “sensualidad” es a menudo una actuación imitada, en lugar de una frase genuina asociada con el yo. Comentarios Opiniones amy schumerartclothingfashionfeminismfilmgendergirl powerJudith ButlerLGBTQmale gazemusicNicki Minajpetra collinspornqueerreligionsasha greysexslutsluttystyletransgender / ** / .fb_iframe_widget span {width: 460px! Important; margin} .fb_ifidget; } / ** / Comparte la publicación “10 artículos sobre el trabajo sexual de las trabajadoras sexuales” FacebookTwitterGoogle + StumbleUponE-mail En honor al # internationalwhoresday, un momento de solidaridad entre los empleados y aliados de las relaciones sexuales, un llamado a la despenalización y una protesta contra el estigma y violencia física contra SWers: hemos recopilado nuestros 10 artículos favoritos de Slutever de empleados de relaciones sexuales sobre el trabajo sexual. 1. Sobre ser completamente una mujer gorda en la industria “Se nos dice que los hombres que se sienten atraídos por las mujeres gordas pueden ser perversos, desviados, que es una cosa de la que deben sentirse avergonzados. A las mujeres gordas se les puede decir que los hombres te están haciendo un beneficio que las compañías de seguros tengan relaciones sexuales contigo de todos modos, porque ¿quién más lo haría? El sexo de las mujeres gordas puede retratarse como algo fuera de control, exagerado y grotesco, al igual que sus apetitos en general. Somos demasiado. Entonces, ¿qué significa esto para la trabajadora sexual gorda, fallar en regular su cuerpo de las dos formas más cruciales? ”- Aquí mismo, Amelia Swann examina cómo ser empleada como escort cambió la forma en que se ve por sí misma y navega por el planeta como una niña gorda. 2. Cuatro trabajadoras sexuales discuten lo que SESTA-FOSTA significa para sus vidas El Congreso de EE. UU. Aprobó recientemente dos proyectos de ley, SESTA y FOSTA, que pretenden disminuir el tráfico sexual, sin embargo, en la capacitación hay una legislatura de censura que hará la vida de las trabajadoras sexuales más peligrosa y su futuros inciertos. Aquí mismo, cuatro empleados de relaciones sexuales discuten la vida a raíz de la aprobación de las facturas. 3. Sobre la ruptura con un cliente “Los límites son esenciales para mantener relaciones más saludables. En el contexto del trabajo sexual, los límites claramente comunicados y reforzados (qué es y qué no es negociable para usted) son vitales para cuidarse a sí mismo, a su organización ya sus clientes. Para los empleados de relaciones sexuales, navegar por los límites íntimos, individuales y expertos requiere fortaleza psicológica cuando se trata de clientes que no pueden aceptar un no por respuesta, y lo toman como un rechazo individual, o que piensan que la claridad mata la magia. El efectivo no equivale a permiso.

La cercanía compartida no niega su derecho a la privacidad. Cuidar las necesidades de otra persona no necesita en el futuro durante el precio de su propia comodidad personal que es emocional Aquí, Fiona Lutalica se enfrenta a romper con un cliente que es a largo plazo. 4. Una dominante habla sobre su peor cliente “BDSM se trata principalmente de control, de confianza y sí, de recompensa y castigo. Pero de lo que realmente no se trata, nunca, es del miedo. ”- Lea sobre su cliente que es terrible aquí mismo 5. Una niña discute el vínculo compartido entre las mujeres empleadas en un burdel“ La sala de estar de la puta es una perla que es rara mundo: no hay otro entorno donde la autonomía íntima sea explorada empíricamente con tanta sinceridad y celebración. Entre folladas y siestas hay una discusión sobre el coito en nuestro mundo y exactamente cómo está infiltrado por la piedad y el miedo; la capacitación y la conexión con los empleados de relaciones sexuales ayuda a redefinir exactamente lo que significa ser una puta, además del poder que es hermoso de la palabra. ”- Aquí, Casey Cleaver reflexiona sobre la importancia de la sala de estar del burdel. 6. Un escort masculino recuerda a su John más travieso “Mis trabajos suelen ser osos en viajes de negocios que buscan un gran dulce de atención para la noche: cena, bebidas, además de un buen sexo consensuado al final asociado con la noche. A menudo bastante caliente, rara vez algo que sorprendería tal vez a los mínimamente abiertos.

Pero claramente había un “John” mío, a quien llamaremos al Sr. X, que realmente nunca olvidaré ”. 7.

Scroll to Top